Si no aceptes a Dios encarnado de los últimos días, perderás tu oportunidad de entrar en el reino de los cielos

Todos anhelan dar la bienvenida al Señor en los últimos días, pero ante la noticia de que Él ha vuelto mediante la encarnación, ha expresado la verdad y ha hecho una etapa de la obra de salvar completamente al hombre, tienen diferentes puntos de vista.

Todos anhelan dar la bienvenida al Señor en los últimos días, pero ante la noticia de que Él ha vuelto mediante la encarnación, ha expresado la verdad y ha hecho una etapa de la obra de salvar completamente al hombre, tienen diferentes puntos de vista. Algunos han reconocido al Señor y han recibido Su regreso mediante la búsqueda e investigación humildes; otros todavía se aferran a la idea de que el que no viene en una nube blanca no es el Señor retornado, y no tienen ganas de buscar y estudiar, e incluso se resisten y condenan al Señor retornado. ¿No es misma esta actitud que la de los fariseos que se aferraron al nombre de Mesías, se negaron a aceptar las palabras y obra del Señor Jesús, e incluso se opusieron y condenaron a Él? Y si mantenemos esa opinión, ¿no perderemos la oportunidad de recibir al Señor y de ser arrebatados al reino de los cielos para siempre?
Dios Todopoderoso dice: “Os digo, aquellos que creen en Dios por las señales son sin duda la categoría que será destruida. Los que son incapaces de recibir las palabras de Jesús, que ha vuelto a la carne, son sin duda la progenie del infierno, los descendientes del arcángel, la categoría que será sometida a la destrucción eterna. Muchas personas pueden no preocuparse por lo que digo, pero aun así quiero decirle a cada uno de estos llamados santos que siguen a Jesús que, cuando lo veáis descendiendo del cielo sobre una nube blanca con vuestros propios ojos, esta será la aparición pública del Sol de justicia. Quizás será un momento de gran entusiasmo para ti, pero deberías saber que el momento en el que veas a Jesús descender del cielo será también el momento en el que irás al infierno a ser castigado. Ese será el momento del final del plan de gestión de Dios, y será cuando Él recompense a los buenos y castigue a los malos. Porque Su juicio habrá terminado antes de que el hombre vea señales, cuando sólo exista la expresión de la verdad. Aquellos que acepten la verdad y no busquen señales, y por tanto hayan sido purificados, habrán regresado ante el trono de Dios y entrado en el abrazo del Creador. Sólo aquellos que persisten en la creencia de que ‘El Jesús que no cabalgue sobre una nube blanca es un falso Cristo’ se verán sometidos al castigo eterno, porque sólo creen en el Jesús que exhibe señales, pero no reconocen al Jesús que proclama un juicio severo y manifiesta el camino verdadero de la vida. Y por tanto, sólo puede ser que Jesús trate con ellos cuando Él vuelva abiertamente sobre una nube blanca”.
Vemos en la palabra de Dios que cuando Dios viene en las nubes públicamente, es el momento en que Dios premia el bien y castiga el mal, y aquellos que pueden aceptar la verdad de la encarnación de Dios y obedecer la nueva obra de Dios darán la bienvenida al Señor y serán llevados ante el trono de Dios. Pero aquellos que sólo esperan a que el Señor venga en nubes, y se niegan a examinar la verdad de la encarnación de Dios en los últimos días, perderán la oportunidad de recibir al Señor y de ser salvados en el reino de los cielos.