Reflexion sobre la fe: ¿Qué es el verdadero arrepentimiento?

Una vez lo reconozcan, lo deberán abandonar por completo dejando de emprender el viejo camino y comenzando a enmendarse y vivir con la semejanza del verdadero hombre, esto es el verdadero arrepentimiento.

Reflexion sobre la fe: ¿Qué es el verdadero arrepentimiento?

El Señor Jesús dijo: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado”. De la Palabra del Señor, se puede ver que si quieren entrar en el reino de Dios, deben tener un verdadero arrepentimiento. Entonces, ¿qué es el verdadero arrepentimiento?

Algunas dirían que el verdadero arrepentimiento es orar llorando a Dios y contándolo transgresiones y reconociendo pecados al cometer pecados». Otras dirían que se refiere a ayunar para orar a Dios, tomando la determinación de no permitirse que vuelva a pecar». ¿Son estas prácticas el verdadero arrepentimiento?

Tenemos que buscar la respuesta en la Biblia. Hermanos y hermanas, sabemos que en el Antiguo Testamento se registra un testimonio del verdadero arrepentimiento, los ninivitas se arrepintieron a Dios y se cambiaron sus finales cuando el rey de Nínive escuchó la Palabra de Dios transmitida por el profeta Jonás, supo que Dios enviaría un desastre para destruir a la ciudad después de cuarenta días, lo creyó este mensaje y obedeció a Dios, dejó de lado su posición imperial, se quitó su vestidura, se puso cilicio, se sentó sobre cenizas y guió al pueblo de Nínive a confesar sus pecados a Dios y a arrepentirse. Al final, debido a su arrepentimiento recibieron la misericordia y la tolerancia de Dios.

Dios dice: “Después de escuchar la declaración de Dios, el rey de Nínive y sus súbditos llevaron a cabo una serie de actos. ¿Cuál es la naturaleza de su conducta y sus acciones? En otras palabras, ¿cuál es la esencia de la totalidad de su conducta? ¿Por qué hicieron lo que hicieron? En los ojos de Dios se habían arrepentido sinceramente, no sólo porque habían rogado a Dios fervientemente y confesado sus pecados delante de Él, sino también porque habían abandonado su conducta malvada. Actuaron de esta forma porque después de oír las palabras de Dios, se asustaron increíblemente y creyeron que Él haría lo que dijo. Ayunando, vistiendo de cilicio y sentándose sobre cenizas, deseaban expresar su disposición a reformarse de sus caminos y refrenar su maldad, a orar para que Jehová Dios contuviese Su enojo, a rogar a Jehová Dios para que se retractase de Su decisión, así como de la catástrofe que estaba a punto de caer sobre ellos. Por medio del examen de todo su comportamiento se puede ver que ya entendieron que sus actos malvados anteriores eran detestables para Jehová Dios y que entendieron la razón por la que Él los destruiría pronto. Por estas razones, todos deseaban arrepentirse completamente, volverse de sus caminos malvados y abandonar la violencia en sus manos. En otras palabras, una vez conocieron la declaración de Jehová Dios, todos y cada uno de ellos sintió miedo en su corazón; ya no continuaron más con su conducta malvada ni cometiendo esos actos aborrecidos por Jehová Dios. Adicionalmente, rogaron a Jehová Dios que perdonase sus pecados pasados y que no los tratase de acuerdo a sus acciones pasadas. Estaban dispuestos a no involucrarse más en la maldad y actuar según las instrucciones de Jehová Dios, para nunca más enfurecer a Jehová Dios. Su arrepentimiento fue sincero y profundo. Vino de las profundidades de sus corazones y no fue fingido, ni tampoco temporal”.

De “La Palabra manifestada en carne

De esto, se puede ver que el verdadero arrepentimiento no es la confesión oral ni el reconocimiento de los pecados y los males cometidos, ni actos piadosos en apariencia, ni contenerse a hacer cosas malas, sino que se refiere a poder reflexionar sobre la fuente de sus pecados, es decir, sus intenciones, objetivos y principios de acciones. Una vez lo reconozcan, lo deberán abandonar por completo dejando de emprender el viejo camino y comenzando a enmendarse y vivir con la semejanza del verdadero hombre, esto es el verdadero arrepentimiento.

Autor: Dios Todopoderoso es mi salvador

Relámpago Oriental | La Iglesia de Dios Todopoderoso surgió en China por la obra de la segunda venida del Señor Jesús, el Cristo de los últimos días, "Dios Todopoderoso", y no es establecida por ninguna persona. Cristo es la verdad, el camino y la vida. Después de leer la palabra de Dios, verás que Dios ha aparecido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: