Reflexion cristiana | El desastre ha llegado, ¿cómo debemos arrepentirnos?

Dios Todopoderoso dice: «Cuando Dios está airado con el hombre, espera que este sea capaz de arrepentirse sinceramente, y espera ver el arrepentimiento verdadero del hombre, en cuyo caso continuará concediendo entonces con liberalidad Su misericordia y tolerancia al hombre.

El desastre ha llegado, ¿cómo debemos arrepentirnos

Reflexion cristiana | El desastre ha llegado, ¿cómo debemos arrepentirnos?

Recordando lo que se registra en el Antiguo Testamento, las personas de Nínive fueron odiadas por Dios por vivir en el pecado. Pero cuando escucharon las palabras de advertencia de Dios sobre la destrucción de su ciudad, tanto el rey como el pueblo confesaron sus pecados a Él, se arrepintieron de sus malas acciones y dejaron sus caminos malvados. Debido a su verdadero arrepentimiento, recibieron la misericordia y la tolerancia de Dios. Entonces, ¿cómo debemos arrepentirnos a Dios? Busquemos respuestas mediante la actitud de Dios hacia el arrepentimiento de los ninivitas.

Dios Todopoderoso dice: «Cuando Dios está airado con el hombre, espera que este sea capaz de arrepentirse sinceramente, y espera ver el arrepentimiento verdadero del hombre, en cuyo caso continuará concediendo entonces con liberalidad Su misericordia y tolerancia al hombre. Es decir, la conducta malvada del hombre provoca la ira de Dios, mientras que la misericordia y tolerancia de Dios se conceden a aquellos que escuchan a Dios y se arrepienten sinceramente delante de Él, a aquellos que pueden volverse de sus caminos malvados y abandonar la violencia de sus manos. La actitud de Dios se reveló muy claramente en Su trato con los ninivitas: la misericordia y la tolerancia de Dios no son en absoluto difíciles de conseguir. Él exige el arrepentimiento sincero de uno. Siempre y cuando las personas se vuelvan de sus caminos malvados y abandonen la violencia de sus manos, Dios cambiará Su opinión y Su actitud hacia ellos».
«Este ‘camino de maldad’ no se refiere a un puñado de actos malvados, sino a la fuente de mal detrás del comportamiento de las personas. ‘Arrepentirse de sus caminos de maldad’ significa que aquellos en cuestión nunca cometerían estos actos de nuevo. En otras palabras, nunca se comportarán de esa forma malvada de nuevo; el método, la fuente, el propósito, la intención y el principio de sus acciones han cambiado todos; nunca más usarán esos métodos y principios para traer disfrute y felicidad a sus corazones. El ‘despojarse’ en ‘despojarse de toda la violencia de sus manos’ significa deponer o desechar, romper totalmente con el pasado y nunca volver atrás. Cuando el pueblo de Nínive abandonó la violencia que había en sus manos, esto demostraba y representaba su arrepentimiento verdadero. Dios observa los exteriores de las personas así como sus corazones. Cuando Dios observó el arrepentimiento verdadero en los corazones de los ninivitas sin dudarlo y también observó que habían dejado sus caminos malvados y abandonado la violencia que había en sus manos, cambió de opinión. Es decir, la conducta y el comportamiento de estas personas, sus diversas formas de hacer las cosas, así como su verdadera confesión y arrepentimiento de los pecados en su corazón, provocaron que Dios cambiase Su opinión, Sus intenciones, se retractase de Su decisión y no los castigase ni destruyese. Así pues, las personas de Nínive consiguieron un final diferente. Redimieron sus propias vidas y al mismo tiempo obtuvieron la misericordia y tolerancia de Dios, punto en el cual Dios también retrajo Su ira».

Extracto de «La Palabra manifestada en carne»

Recomendación: Qué es la salvación

Los desastres ocurren con frecuencia, las profecías de los últimos tiempos han cumplido básicamente. Los desastre han llegado, ¿cómo hemos de confiar en Dios y adorar a Él para ganar la confianza y la fuerza y con fin de sobrevivir en el desastre?te invitamos a contactar con nosotros en cualquier momento.

 

Musica cristiana de alabanza 2020 | Sigue la nueva obra del Espíritu Santo y obtiene la alabanza de Dios

Seguir la obra del Espíritu Santo es entender la voluntad de Dios de hoy,

actuar según lo que Él pide, seguir al Dios de hoy,

obedecer Sus requisitos actuales y entrar según Sus últimas declaraciones.

Esta gente sigue la obra del Espíritu.

Musica cristiana de alabanza 2020 | Sigue la nueva obra del Espíritu Santo y obtiene la alabanza de Dios

I

Oh, oh, oh, oh…

Seguir la obra del Espíritu Santo es entender la voluntad de Dios de hoy,

actuar según lo que Él pide, seguir al Dios de hoy,

obedecer Sus requisitos actuales y entrar según Sus últimas declaraciones.

Esta gente sigue la obra del Espíritu.

Está en la corriente del Espíritu Santo,

puede ver a Dios y recibir Su alabanza.

Puede conocer Su carácter,

la concepción del hombre y su desobediencia,

y la naturaleza y esencia del hombre.

Además, su carácter cambiará a medida que sirve a Dios.

Sólo las personas así son las que pueden obtener a Dios.

Sólo las personas así son las que han encontrado

de verdad el verdadero camino.

II

Tener conocimiento de la última obra de Dios no es fácil.

Pero si la gente obedece a conciencia y busca Su obra,

tendrá la oportunidad de ver a Dios

y que el Espíritu Santo la guíe.

Además, su carácter cambiará a medida que sirve a Dios.

Sólo las personas así son las que pueden obtener a Dios.

Sólo las personas así son las que han encontrado

de verdad el verdadero camino.

III

Los que se oponen intencionadamente a la obra de Dios

no recibirán la iluminación del Espíritu Santo ni Su guía.

Que la gente reciba la última obra de Dios

depende de la gracia de Dios y de sus búsquedas

y también de sus intenciones.

Oh, oh, oh, oh…

De “Seguir al Cordero y cantar nuevos cánticos”

Recomendación: Canciones cristianas evangelicas

«El amor de Dios se extiende como el agua de una fuente, y se te da a ti y a mí y a él ya todos los que verdaderamente buscan la verdad y esperan la aparición de Dios» (La Palabra manifestada en carne). ¿Quiere saber cómo recibir el regreso del Señor Jesús? No importa qué dificultades o confusión tenga usted en su fe o vida, no dude en ponerse en contacto con nosotros.